Llega una nueva era a la gran nación de Colombia

0
113

AFP

DIARIOPAISRD. CON INFORMACIONES INTERNACIONALES, BOGOTÁ, COLOMBIA.- El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, planteó en su discurso de investidura acabar con la fracasada «guerra antidrogas» en el mundo y pasar a una «política de prevención fuerte del consumo» en los países desarrollados.

«Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado», dijo el primer mandatario de izquierda del país con la mayor producción mundial de cocaína.

Sin mencionar a Estados Unidos, el principal consumidor de la droga que se procesa en Colombia, Petro cuestionó las «cuatro décadas» de persecución antidrogas que ha alentado Washington.

«La guerra contra las drogas fortaleció las mafias y debilitó los Estados», apuntó, añadiendo que en ese tiempo un «millón de latinoamericanos» han sido asesinados y 70.000 norteamericanos mueren «por sobredosis cada año»

«¿Vamos a esperar que otro millón de latinoamericanos caigan asesinados y que se eleven a 200.000 los muertos por sobredosis en Estados Unidos cada año?», añadió en su primer discurso como jefe de Estado.

En ese sentido, propuso cambiar el «fracaso por un éxito» y terminar la guerra antinarcóticos «por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas».

Un llamado a la conciencia

El presidente Petro hizo un llamado a «todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado» para que «la paz sea posible» y así «terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado».

«Para que la paz sea posible en Colombia, necesitamos dialogar, dialogar mucho, entendernos, buscar los caminos comunes, producir cambios», subrayó Petro en su discurso en la Plaza de Bolívar, en el corazón de Bogotá.

Sin hacer referencia a ningún grupo ilegal en concreto, Petro pidió la dejación de armas y que los grupos acepten «beneficios jurídicos a cambio de la paz, a cambio de la no repetición definitiva de la violencia, a trabajar como dueños de una economía próspera, pero legal, que acabe con el atraso de las regiones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here