Protagonista de un enorme escándalo de corrupción en la Armada de EE.UU. escapa del arresto domiciliario días antes de ser sentenciado; y así dicen que en ese país no hay corrupción

0
163

DIARIOPAISRD, CON NOTICIA INTERNACIONAL (RT). WASHINGTON.- Leonard Glenn Francis, magnate marítimo malasio apodado ‘Fat Leonard’ y figura central de uno de los escándalos de corrupción más impactantes en la Armada estadounidense, escapó el pasado domingo de su arresto domiciliario, tres semanas antes de ser sentenciado, informa The San Diego Union-Tribune.

Supuestamente, el contratista militar cortó la pulsera que le fue colocada en el tobillo y huyó de su casa, en San Diego, California. De acuerdo con la Policía, los agentes federales que supervisan a Francis fueron alertados de un problema con su pulsera, tras lo cual el equipo de defensa del empresario acudió a comprobarlo, consciente de sus problemas de salud.

Sin embargo, dado que no respondía a las llamadas ni a los mensajes, su abogado llamó a la Policía, que, al entrar en la casa, solo encontró la pulsera cortada.

Un comandante de la Armada de EE.UU. reconoce haber proporcionado información secreta a cambio de sobornos y prostitutas por valor de 250.000 dólares

Además, se informa que sus vecinos dijeron a las autoridades que recientemente habían visto camiones de mudanzas entrando y saliendo de la casa.

En la búsqueda participarán agentes del Servicio de Alguaciles de EE.UU., el Grupo Operativo de Localización de Fugitivos de San Diego, así como el Servicio de Investigación Criminal Naval.

‘Fat Leonard’, cuya empresa Glenn Defense Marina Asia, con sede en Singapur, prestaba servicios a la Flota del Pacífico de la Armada de EE.UU., está acusado de proporcionar a los militares beneficios personales, entre ellos fiestas con prostitutas, exquisitos manjares, miles de dólares en cajas de cigarros y costosas botellas de raros coñacs, a cambio de información clasificada y de redirigir los buques militares a puertos beneficiosos para su compañía.

Fue detenido en el 2013 y 2 años después se declaró culpable de ofrecer 500.000 dólares en sobornos a varios oficiales de la Armada.

Sin embargo, debido a diversos problemas de salud, incluido un cáncer de riñón, se encontraba bajo arresto domiciliario desde el 2018. Estaba previsto que fuera sentenciado el 22 de septiembre.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here