EL Ebanista llamado Daniel Guerrero quien murio en el acto de la Roma que se convirtió un franco tirador mato tres dos civiles y un oficial de la Policía Nacional, quien mantuvo en jaque por muchas horas a la uniformada y hasta miembros del ERD, que fueron auxiliar a los agentes del orden publico

0
125

DIARIOPAISRD-SANTO DOMINGO– Entonces no son dos personas que fueron muerta por el franco tirador que también falleció, ahora hay  tres muertos que antes de morir Daniel Guerrero, «El Ebanista», se llevó por el medio la situación sangrienta tuvo lugar la noche de ayer jueves en el sector Villa Pereira de la mencionada ciudad turística.

La tercera víctima de la balacera fue identificado como el segundo teniente Manuel Moisés Hernández, quien había sido rehén del matador luego de que este se mantuviera atrincherado lanzando tiros desde un colmado por más de siete horas.

El agente Moisés Hernández era oriundo del municipio Consuelo, aunque residía en San Pedro de Macorís. 

«El Ebanista» también hirió a otros seis policías y cegó la vida de dos civiles, de estos últimos sólo uno fue identificado por las autoridades como Gamaliel Mota García.

Momentos de tensión se vivieron con decenas de curiosos ubicados en los alrededores desde donde se observó a dos policías salir, uno arrastrándose y otro tambaleándose.

Entre los agentes heridos figuran Jorge Luis Cuevas Perez, del Departamento de Operaciones Especiales SWAT; el sargento Pedro Gonzalez Sánchez, quien sufrió una herida en la cabeza, el cabo Adelin Alberto Maldonado, herido de escopeta en la brazo derecho y el raso Moisés Navarro Santana, quien resultó herido parte craneal derecha.

Luego de pasar varias horas completamente rodeado, mientras «El Ebanista» se mantenía en el interior de un colmado, a las 12:15 de la madrugada las autoridades lograron abatirlo.

Los policías heridos fueron trasladados al hospital Arístides Fiallo Cabral de La Romana.

Los agentes que llegaron al lugar intentaron penetrar en varias ocasiones al inmueble, pero eran repelidos a tiros. Lanzaban bombas lacrimógenas para dispersar a los curiosos, que aun así se mantuvieron en el lugar y algunos transmitían en vivo los incidentes con sus celulares.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here