El otro «centro» del «Pastor» que segun el MP cometio un grave error.

0
70

Versión. El Pastor dijo en una ocasión que el número total de centros distribuidos en el país, similares a los dos que manejaba, suman 60.

Los centros de rehabilitación que dirigía Lorenzo Silverio Almonte son, según afirmó en una entrevista en el año 2020, “como una casa normal”.

DIARIOPAISRD.EN  SANTIAGO DE LOS CABALLEROS AL NORTE DE LA CAPITAL DOMINICANA. En una entrevista realizada en agosto de 2020 a Lorenzo Silverio Almonte y/o Julián Almonte, (hoy está preso por según el Ministerio Publico por violación a menores y otros males sociales  con tres meses de medida de coerción)  éste explica que los centros que dirige son “como una casa normal” donde conviven seres humanos con medidas de higienización y calidad de vida.

“Nosotros trabajamos, específicamente, con adicción, mala conducta, alcohol y descontroles”, afirma el hoy detenido. 

Qué les pasó por la mente a este señor que luego cometiera esta situación, o quizás ya lo venía practicando desde muchos años esa acción perversa-, este párrafo de la información no es exclusivo  del medio sino de la redacción de DIARIOPAISRD.COM

Por considerarla de interés nacional esta información este medio de comunicación diciendo siempre la verdad,  tomo suya y reproducimos este reportaje, publicado hoy en el prestigioso periódico LISTÍN DIARIO.

Allí se recalca que son dos los centros que manejaba bajo la filosofía de “Nueva Vida para los Jóvenes”, ubicados en el sector Los Cocos y otro en La Ciénega, de esta ciudad.

En esta conversación, Julián especificaba que la totalidad de centros similares a los dos que manejaba alcanzan la cifra de 60, distribuidos por todo el país.

Un equipo de Listín Diario fue al antiguo centro, localizado en el sector Los Cocos, un espacio que fue arrasado para la colocación de un corral de ganado de la que un haitiano está encargado del cuidado y mantenimiento de los animales y el espacio.

“Yo no sé las otras personas de afuera pero, como él me trató, yo me siento bien”.

Esas fueron las palabras del haitiano, a quien se le conoce como Jonathan, que reside en el uno de los antiguos recintos de “New Life for Youth”, donde solo quedan heces de vaca, ganado y malezas, en conjunto con un espacio baldío también perteneciente a esta finca que, según él, era arrendada por un hombre que está en el exterior.

“Tenían a los muchachos aquí pero, como esta finca está abierta, ellos se iban y él la mudó para allá abajo, para tenerlos más seguros”, indicó,  refiriéndose al traspaso de los jóvenes internos ubicados en Los Cocos al centro del sector La Ciénaga, actualmente clausurado por el Ministerio Público.

Mientras se desarrollaba el recorrido por estas instalaciones, Jonathan expresó que las familias llevaban a los jóvenes a donde Julián para que fueran internados y este les proveía alojamiento y alimentación.

Menciona que había veces que la policía “agarraba y traía los muchachos en frente de él” y, en ocasiones, la familia llamaba a El Pastor para que los ayudara con los jóvenes para que fueran internados.

En la entrevista mencionada, Julián también dice que muchos padres, bajo desesperación, se dirigían a la institución para ingresar a sus hijos.

De acuerdo a Jonathan, no tenían un programa o rutina establecido para los internos del centro y una  y otra vez los ponían a “recoger hojas debajo de la mata para embaucar es la mente”.

Al preguntarles a personas residentes, justo en las calles que conllevan a la finca, donde anteriormente se operaba este centro, comentarios como “hombre serio”, “bueno” y “servicial” son los que resaltan.

Vecinos de ese vecindario comentan que en momentos de necesidad y falta de agua potable, Julián cooperaba y resolvía con alguna dificultad que le fuera reportada.

“Hasta ese momento que el centro estaba ahí nosotros no nos podíamos quejar, y cualquier cosa que nosotros veíamos fuera de lo común hablábamos con él y él nos lo resolvía de una vez”, mencionaba una señora que al preguntarle por Julián lo describe como “una excelente persona”.

Agregó, además, que en relación a los internos “había algunos que desyerban el patio, sembraban tabaco y él mismo (Julián) los ponía a desyerbar y a atender las vacas, para tenerlos entretenidos”.

El pasado jueves le fueron dictados tres meses de prisión preventiva a Lorenzo Silverio Almonte, director de los centros, a quien se le imputa por violación sexual, acto de tortura y barbarie en contra de 5 menores y falta a múltiples artículos de la ley de salud 42-01 por suministro de medicamentos y psicóticos.

El otro centro en La Ciénaga

Por otra parte, a pesar de la clausura de las instalaciones del centro de la Ciénega y al visitar las afueras de la infraestructura donde se trataban los internos en la Ciénaga, se confirmó la presencia de un hombre dentro de la escena, quien, supuestamente, se encuentra “cuidando” lo que queda del lugar.

Al ser cuestionado bajo puertas completamente cerradas, el hombre, desde el interior del lugar, establecía que “está cerrado como centro, pero no como propiedad”, debido a que es una propiedad privada que era arrendada a Julián por parte de alguien que se encuentra fuera del país y de quien aún se desconoce su identidad.

Qué pena  de los seres humanos con esos cambio radicales de parecer, y saben que  no importa la educación que pueda poseer, ni el dominio cristiano que esté envuelto, son pasos que lo trae ese intentos desde muy joven quizás eso fue lo que llevó a cometer esta barbarie a este señor, mentalmente no estaba preparado, para que tenía al frente, pero también las autoridades sanitarias, las fiscalías y demás instrumento oficiales tengan mucha culpa de estos porque esos Centro deben está vigilado siempre inspeccionar constantemente es decir tener un control de su desenvolvimiento ver las condiciones de vida de quienes están interno allí, además tener licencia, para estos fines, etc. etc. opinión de DIARIOPAISRD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here