Las cosas que han ido saliendo en este siglo, una pandemia que arrodillo a los gobiernos del mundo, ahora una guerra, y en RD nunca en la historia un exjefe del Ministerio Publico, con una acusación de mafia –corrupta- con nombre sonoro ligado en ese pandillaje de cuello blanco en el país . las cosas de la vida.

0
124
Jean Alain.-

DIARIOPAISRD- SANTO DOMINGO- Como se vislumbra el desarrollo con las acciones de este caso que se complica cada vez más, de corrupción que encabezó en ese momento el exjefe indio, del Ministerio Público jamás visto en los alrededores del hoy convicto, según señala en documentos filtrado desde hace día en la que aparecen personas con apellidos que firmaron  envueltos en esa trama gigantesca de malvezarían con dinero del erario público de  que tenía el ex Procuraduría General de la RepúblicaJean Alain Rodríguez,  ahora preso con privilegio dada por una juez en prisión domiciliaria. 

Realmente  si vemos esto en perspectiva no la merece, estar preso en su casa sino debería ser en la cárcel aunque las autoridades de la Procuraduría General de la República la mantienen cerrada, la nueva Victoria, será si realmente sale así como lo tienen planeado el Ministerio Público  va hacer pequeña, con toda la recua de seguidores que tenía Alain Rodríguez embarro en esa gran redes de mafia- corrupta.

Pues cada vez más van saliendo nombres sonoros  que muchos no habían estado ligados directamente a la política vernácula dominicana, si de una forma u otra, pero no en Partido Político en sí, bueno en la banda del exprocurador.  

Para todas estas personas ligada y la que faltan  de por sí, y la que cada día se irán mencionando, (digo mucha no se mencionaran por los nombres muy conocidos en el país) no sé cómo paso con el nombre del artista-merenguero el negrito de Villa Altagracia,  se van dando a conocer en los Medios de Comunicación, en el expediente dado el informe a la prensa, con el que sea conocidos los inocente mariposa porque sabían  en que lo se estaban envolviendo, con cosas que desde todo punto de vista eran tangible  será pequeña, si realmente los tribunales del país aplique quien tenga la razón y el que no la tiene, nunca la historia de esta nación se había visto un rebú tan grande como este caso, que tiene de frente el Ministerio Publico.

Saben  lo que con el fin de  desempeñar “funciones ficticias o fantasmas” a cambio de la devolución del 85 % al 90 % de los salarios asignados para obtener de manera ilícita los fondos de pagar la estrategia comunicacional a través de cuentas falsas de ataque a periodistas, promoción y construcción de su imagen Presidencial.

De acuerdo al Ministerio Público en la acusación, parte de la estrategia comunicacional fue financiada con al menos RD$13,664,814.79, que salieron de la Procuraduría General bajo la modalidad de acción típica de coalición de funcionarios con los acusados Rafael Antonio Mercede Marte, Alfredo Alexander Solano Augusto, Jonnathan Joel Rodríguez Imbert, y los ciudadanos Rafael Stefano Canó Sacco y Patricia Nathalie Elmudesi García.

Aduce que los fondos fueron sustraídos mediante el nombramiento de personas para que realizaran labores ficticias o fantasmas, fue posible debido a Elmudesi García, por instrucciones del acusado Jean Alain Rodríguez Sánchez, y Cano Sacco. Última en mencionar pública es la

Señala que captó a Yamilka Betances Placeres, Giselle Karina Mordan Miqui, Massiel Yolanda Olivo de Oleo, Laura Lorena Medina Burgos, Pedro Burgos, Victoria Eugenia Richarson Castillo, Hamilton Manuel Burgos Moreno y Juan Carlos Almonte Martínez, quienes, para esos fines le prestaron sus nombres para figurar en las nóminas de la Procuraduría General.

Esto a cambio de apropiarse de una proporción de los fondos que les depositaban y retornar la proporción restante. Una modalidad de distracción de fondo público que también se ha encontrado en otras operaciones de la que el Ministerio Público ha desplegado en contra del crimen organizado, específicamente en algunas de las operaciones contra la corrupción que se encuentran en la etapa intermedia del proceso.

Alega que es preciso establecer que esa cantidad es mucho mayor porque habían sumas de dinero en efectivo que entregaba el acusado Rafael Mercedes a la hoy testigo Patricia Elmúdesi, para los fines antes establecidos.

Entre las personas que eran parte del esquema de distracción mediante nómina se encuentran Juan Carlos Almonte Martínez, quien fue designado en la posición de control de alimentos, con un salario mensual de 50 mil pesos.

Hamilton Manuel Burgos Moreno, fue contratado, para que realizara la función (ficticia) de analista de sistema de seguridad de la información, devengando un salario mensual de RD$166,450.00. De forma tal que, entre el mes de agosto del 2018 y el mes de diciembre del 2019, la Procuraduría le transfirió más de 2 millones de pesos.

La últimas reciente es la  pastora Rossanna Vianela Pimentel de Martínez, y su hijo César Nicolás Rizik Pimentel son mencionados en el expediente del caso Medusa, por supuestamente haber recibido millones de pesos por alimentos que serían enviados a las cárceles, pero no fueron entregados o estaban en estado de descomposición. 

Si es fue así esto es muy lastimoso y graves a la vez, entonces lo que si hubiese dado esos alimentos para matar a los presos, porque el mequetrefe exprocurador no no ordenó la prisión de estas personas, por el daño y perjuicio que iban a cometer.

Vianela Pimentel, quien es pastora de Casa de Zión, descrito como “un ministerio para la familia”, era la propietaria de Comercial Viaros, SRL, empresa que se encargaba de “construcción y edificación, encofrado, realización de proyectos urbanísticos y asfaltado, venta de materiales de construcción en general”, detalla el Ministerio Público.

Las redes sociales de Casa de Zión, que no es mencionada en el expediente, tiene varias fotografías de la acusada así como videos de cultos religiosos en los que ella participa.

Mientras que su hijo, César Nicolás Rizik Pimentel, era el gerente de “Getrant del Caribe”, empresa que es mencionada en múltiples ocasiones en el expediente.

Las empresas representadas por madre e hijo están en la lista de diez entidades que supuestamente se lucran por más de mil seiscientos millones de pesos.    

En la lista que menciona a 23 personas, incluido el par, se indica que “entregaban en los distintos recintos penitenciarios alimentos incompletos, podridos, pestilentes, con gusanos, es decir, no aptos para el consumo humano, violentando la cadena de salubridad y conservación de la alimentación y poniendo en riesgo la salud de los internos de los recintos penitenciarios, la seguridad del personal al servicio de los centros de privación de libertad, y de los internos mismos”.

Acusaciones contra ambos

El nombre de César Nicolás Rizik Pimente es más mencionado que el de su madre.

El expediente indica que en las licitaciones para la “Adquisición de Insumos para la Preparación de Alimentos a los Recintos Penitenciarios, Escuela Nacional Penitenciaria y Centros de Menores del País”, el exprocurador Jean Alain Rodríguez, a través de su cuñado el acusado Rolando Rafael Sebelén Torres conformaron un entramado societario dirigido a nivel operativo por los acusados José Miguel Estrada Jackson y César Nicolás Rizik Pimentel, “con la finalidad de apropiarse de casi la totalidad de las licitaciones de los alimentos”.

El documento indica que para tales fines crearon o adquirieron diez empresas, tales como Getrant del Caribe y Comercial Viaros.

Las empresas involucradas supuestamente “se apropiaron indebidamente de la mayor parte de los fondos públicos administrados por la Procuraduría, destinados a satisfacer de manera adecuada las necesidades de primer orden relativas a la alimentación y la salud de los más de 27,000 privados de libertad que se encuentran distribuidos en los 47 recintos penitenciarios del país, de los cuales 19 pertenecen al denominado modelo tradicional”.

Además, el expediente indica que entre “las maniobras fraudulentas” cometidas para estafar al Estado, “está la entrega de los productos contratados en presentaciones de menor cantidad y calidad a la que indica en el conduce que sustenta la factura pagada”.

Como salami, del que debían recibir 3.5 libras y que en su lugar solo enviaban 3 libras o menos. También facturaban una marca de calidad pero en realidad enviaban una por debajo de la contratada, “tornándose incomible y en ocasiones llegaba con gusanos, al igual que arroz”.

Lo mismo sucedía con el aceite que en vez de usar la marca Crisol, usaban una de menor calidad. Además, compraban media libra de plátanos y escogían los más pequeños.

“La sopita debía ser marca Maggie, sin embargo, entregaban sopita marca “Doña Nena”.

De acuerdo con el documento, la pastora y empresaria tenía una yipeta marcha Audi, que fue decomisada “por esta haber participado en actuaciones de lavado de activos, corrupción administrativa y delitos conexos”.

Mientras que su hijo poseía una yipeta Toyota, y dos casas en el Distrito Catastral, en el Distrito Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here