Los tres escándalos más sonados del pasado terminaron en fracaso para el Ministerio Público; asegúrense de que no vuelva a suceder con los casos pendientes

0
248
Miriam Germán Brito.

Mucho ojo con los casos que maneja el Ministerio Público para que no sean otro fracaso.

DIARIO PAÍS, SANTO DOMINGO.- Hay acciones que por más que uno quiera se les hace hasta difícil comprender y no lo puede entender, ¿y por qué? Sencillamente, hace unos días que las salas de los tribunales dominicanos fueron testigos de tres grandes casos de supuesta corrupción administrativa, al llegar a estrado frente a la disposición del martillo justiciero, terminaron en derrotas para el organismo público al no contar, según los jueces, con la suficiente fuerza de prueba como para lograr el dictamen a favor.

Entonces tiene un significado extraño y confuso en el futuro porque si ahora tanto en el caso de Odebrecht, los Tucanos y Los Tres Brazos, ¿qué pasaría con todos los casos de corrupción de la pasada Administración y otros por asuntos de drogas, que han sucedido esta vez en la que los dos casos de estupefacientes son más fáciles? Digo, si no hay grandes sumas de dinero por el medio, para centrarse en tener pruebas de corrupción.

Ahora bien, son los mismos fiscales del pasado que están ahí, con la única diferencia que  la procuradora general de la República que comenzó en esta gestión se declaró como independiente del Poder Ejecutivo, como ocurría en los tiempos pasados.

Han sido y son tres casos lo suficientemente mediáticos, que duraron años presentándose en las cortes y que resultaron en un veredicto favorable para la liberación de cargos contra todos, o la mayoría, de sus imputados.

Entonces cuidado en el futuro con los procesos de malversación del erario público que se desarrolló en el Gobierno pasado  están siendo ventilados los casos de corrupción pero hasta ahora no han sido presentados conforme a los requisitos de pruebas por los Fiscales actuante no han presentado las pruebas contundentes que dicen tener.

Si parece que en caso del hermano del ex presidente Danilo Medina, si parece que todos los caminos tienen pruebas contra este señor que de todo es el más seguro, siga en la cárcel por muchos años luego que los jueces de fondo los condenen. Y en el Otro caso está el presunto “Jefe” de la perversidad que se originó por el cargo que sostenía  en ese momento y demás miembros de la pandilla de Generales, encabezada por Adán Cáceres Silvestre Cáceres, exedecán del exmandatario Danilo Medina, acusación digo así porque aún el organismo persecutor del Estado no ha presentado al Juzgado que determinara ese caso si van a juicio de fondo los complicados de los cargos de malversación, de estafa al Estado dominicano.

Tan lejos se veía estos casos recientemente en los que el juez del Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional emitió un auto de “no lugar» a favor de todos los implicados en venta ilegal de terrenos en el sector Los Tres Brazos.

La acusación había sido presentada por el Ministerio Público en noviembre de 2016 contra 17 supuestos actuantes en sobornos, lavado de activos y enriquecimiento ilícito, que se habrían asociado, según la acusación, para desfalcar al Estado, vendiendo a precios pírricos todo el sector Los Tres Brazos.

En estos casos los acusados fueron exonerados de toda responsabilidad penal bajo el alegato de que el “MP no depositó pruebas suficientes que justifiquen el envío de los acusados a juicio de fondo”.

En las empresas fueron señaladas por el Ministerio Público las empresas Titulatec y Infepa.

Odebrecht

Otro caso que se veía iba a caerse pues el 21 de diciembre de 2016 el Departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó una denuncia en contra un supuesta componenda de corrupción en la constructora brasileña Odebrecht, que incluía 10 países de Latinoamérica.

Se informó que en República Dominicana se habían pagado sobornos por 92 millones de dólares para hacerse con obras públicas.

El 22 de diciembre, la Procuraduría General de la República, al mando del exprocurador Jean Alain Rodríguez, emitió un comunicado en el cual afirmó que comenzaría trabajos para procesar a los supuestos involucrados.

Posterior a eso, el 8 de mayo del año siguiente, fueron arrestados 14 acusados de los cuales solo seis fueron enviados a juicio y, casi cinco años después, el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a solo dos de los acusados (ninguno por recibir sobornos) y declaró la absolución a los otros cuatro.

Odebrecht fue uno de los casos de corrupción más grandes en la historia reciente de América Latina, su final levantó múltiples cuestionamientos que, más que dirigirse a la precisión del fallo, lo hicieron en torno al argumento presentado por la corte que calificó en su momento como “débil” el instrumento de acusación presentados por el MP.

Entonces viendo muchas dificultades que ha tenidos el Ministerio Público con los casos de corrupción con el dinero del erario público, ahora es posible de esas gente sean exonerados de los cargos y no vayan a un de  juicio de fondo, digo si vemos este ejemplo de los casos en la que el Órganos de persecución a la corrupción y otros casos de todos los delitos ilícitos prácticamente fracaso en lo anterior.

Ahora bien, la sociedad dominicana quiere que realmente se haga justicia sostiene que las decisiones deben tomarse atendiendo a criterios objetivos, sin influencias de sesgos, prejuicios o tratos diferenciados por razones inapropiadas sobre todo estos casos ,de corrupción, todo es posible yo no tengo pruebas como dicen tener el Ministerio Público  uno lo que está interpretando, los errores cometido anteriormente.

Falta de pruebas contundentes, de diligencias procesales y de una correcta investigación, son fallas del ministerio público que imposibilitaron condenar a los “sobornadores”.

El caso de los Tucanos que siete años después del inicio del proceso incriminatorio contra el mayor general retirado Pedro Rafael Peña Antonio, exministro de Defensa; el coronel Carlos Piccini Núñez, ex director de proyectos especiales de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD); Daniel Aquino Hernández, y a las empresas 4D Busssines Group y Magycor, acusados de recibir sobornos para la compra de ocho aviones Súper Tucano, fueron descargadas como insuficientes las pruebas que los dictaminarán como culpables.

El organismo acusador dictaba que los mencionados recibieron sobornos de unos US$3.5 millones distribuidos por la Empresa Brasileira de Aeronáutica (Embraer) para beneficiarse como suplidora de ocho aviones Súper Tucanos.

Magycor, una de las empresas señaladas en este caso, confesó ante el tribunal su responsabilidad ante los cargos de los que se les acusa, sin embargo el Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional los declaró inocentes considerando que las pruebas aportadas no lograron concretar su participación.

El apoderamiento de estos casos es adjudicado a la anterior gestión del exprocurador Jean Alain Rodríguez, quien ahora forma parte de la denominada Operación Medusa y se encuentra cumpliendo prisión preventiva en nombre de acusaciones de malversación de fondos, firma de múltiples solicitudes de pagos, entre otros cargos que el MP busca comprobar.

Estos tres casos a decir la verdad tumbaron la moral del Ministerio Público, bueno quizás no sea así, porque aparentemente tiene otro concepto del pasado. Todo sucedió por la forma en que se instrumentaron esos expedientes, en este como que se ve que algo no va caminando bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here