Presidente de Cámara de Cuentas podría enfrentar proceso penal, pero también es culpable los presidente del Primer Poder del Estado capítulo desde que las denuncias salieron, sino han guardado silencio, este caso pica y se extiende.

0
95
Comisión Nacional de los Derechos Humanos demandan agendar conocimiento del proyecto de Ley que modifica el régimen penitenciario por parte de Congreso. Manuel María Mercedes, presidente de los Derechos Humanos Foto: © Edgar Hernández Fecha:09/10/2017

DIARIOPAISRD-SANTO DOMINGO- Si Desde que una comisión  de Justicia del Senado, al momento que el Presidente de la Cámara Alta recibió que la ocultó la denuncia hubiese nombrado una comisión para que desde ese momento se iniciará una exhaustiva investigación del caso esto no estuviese llegado este escándalo tan graves, por ende este bendita situación pero como se mueven muchos intereses por todos los lados hay mucha complicidad  por lo que  esta sucedió esto no había llegado hasta esta vagabundería por el escándalo que está atravesando la Cámara de Cuentas,lo hubiese sacado o les hubiesen puesto freno,  ahora entonces es que van rendir un informe cuando eso se debió hacer antes y no llegar a este grave escándalo de una institución como esta, pero que bueno estudien bien profundo proyecto de resolución que busca que se conforme una comisión especial para investigar denuncias de supuestas irregularidades en que habrían incurrido miembros del pleno de la Cámara de Cuentas. 

Así lo informó el vicepresidente de esa comisión, el senador peledeista, Iván Lorenzo. Sobre el tema, el diputado perremeista Amado Díaz favoreció que el Congreso Nacional espere el curso que se sigan a las investigaciones que hará el Ministerio Público.

Ese señor con todo el respeto el presidente de la Cámara de Cuentas, Janel Andrés Ramírez Sánchez, de poner su renuncia en el Congreso Nacional, y no continuar con una payasada, llamando a las porque creemos que esas damas dr van inventar algo tan sagrado que si no son cierta sus denuncias de acoso sexual y otras sinvergüencería pasarían momento difícil en el futuro un proceso en un Tribunal, entonces en este caso quien podría, enfrentar un proceso penal en la justicia, según la Ley 24-97 que modifica el Código Penal y que tipifica el acoso sexual, delito por el cual es acusado por dos abogadas empleadas de ese organismo de control fiscal de los recursos públicos. Esta es una situación que cada día se complica más, por ende quien nombró a esos miembros que es el Senado y la Cámara de Diputados deben  tomar muy en serio este caso.

Las denunciantes  Bella Massiel García Paulino y Virginia Ofelia Correa Jiménez, interpusieron el pasado viernes, a través de sus abogados, una querella ante la procuradora general, Miriam Germán Brito, y la procuradora adjunta, Yeni Berenice Reynoso, por tener el funcionario jurisdicción privilegiada.

El artículo 333-2 del Código Penal, modificado por la Ley 24-97, establece que “constituye acoso sexual toda orden, amenaza, constreñimiento u ofrecimiento destinado a obtener favores de naturaleza sexual, realizado por una persona (hombre o mujer) que abusa de la autoridad que le confieren sus funciones. El acoso sexual se castiga con un año de prisión”, contempla esa normativa.

La Procuraduría General no ha informado qué procurador adjunto realizará la investigación en contra de Ramírez Sánchez. Eso ocurre porque según las investigaciones que la Cámara de Cuentas tomó las veces extrainstitucional de las indagatorias  del asunto de corrupción que no era las funciones que hizo, entonces el Ministerio Público como agradecimiento a un asunto que no tiene bases sólida no se va enfrentar al presidente de la Cámara de Cuentas porque lo ayudaron a decir según abogados entendido en la materia tiene que agradecerle a ese titular de la Cámara de Cuestas sus acciones cometidos en esa entidad del Estado.

Según el  documento que presentaron las querellantes, Correa Jiménez narra que el presidente de la Cámara de Cuentas empezó a acosarla el 4 de diciembre del año pasado cuando le solicitó su número personal con la intención de saber sobre una auditoría que realizaba, pero luego se dedicó a hacerle preguntas y comentarios de tipo personal y, en otra ocasión, le preguntó que “si ella no saldría a bailar” con él, a lo que ella respondió que no, y que él le insistió “que por qué” a lo que la joven contestó que era una mujer casada.

A esta última respuesta, según el documento, Ramírez le preguntó  “que si la mujeres casadas no salían a bailar con otros hombres.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here