Que nostalgia ver como se movilizan los conductores sin educación, sin disciplina en las vías del Gran Santo Domingo, Santiago al Norte del país, y demás ciudades muy transitada de la nación, sin que nadie defienda como debe ser la Ley, es como si fuera en una selva en la que estamos viviendo, hay una iniciativa y parece que va en decadencia.

0
95

EN REALIDAD  NO HAY AUTORIDAD COMPETENTE QUE ENFRENTE ESTA PERVERSIDAD, ESTE DESORDEN Y CAOS,  TODO EL MUNDO HACIENDO LO QUE LES DA LA GANA, Y QUIÉN NOS DEFENDERÁ.

UN ANÁLISIS DEL COMPORTAMIENTO EN EL TRÁNSITO

HECTOR RAMON ZAPATA

DIARIOPAISRRD-SANTO DOMINGO – Nunca en lo que uno tiene de existencia   en esta amado pais Caribeño,   la   ciudad de Santo Domingo, desde muy niño donde crecí, no habia visto este salvajismo imperante en lo que estamos atravesando con el problema del transito, haciendo todo el mundo lo que les venga en gana, la Ley que rige el transporte la ven como si estuviese en decadencia , aunque cada vez mas la ciudad va en crecimiento, mas cantidad de vehiculo, la gente dice en las calles que hay mas carros  que gente, nadie quiere a respetarla las reglas del trafico, me forme, aqui pero nunca como ahora había visto un desorden, un caos tan graves como el actual, es tal que cientos de Extrajeros andan hasta conchando, tarxiando sin licencia, miren a lo que hemos llegados  en  el Gran Santo Domingo, porque no hay quien defienda la Ley.

No se entiende quien o quienes son las autoridades que tiene que velar por mejorar este desbarajuste, los choferes tanto públicos como privados tienen alborotado  la circulacion en momento  que hasta les tiran  los vehículos arriba y los estan haciendo mequetrefe extranjero a los peatones debido a que muchas veces se desesperan, para cruzar  una vía  y no lo dejan cruzar, no hay una autoridad competente, que puedan ayudar a solucionar ni auxilar a la gente, esto es porque no hay conciencia ciudadana, es verdad que muchas personas indicisplinada y la cabeza media hueca se lanzan encima de los vehículos, pero estos son casos muy mínima, que  transeúnte que se arriesgan hacer estas acciones ariesgosa.

Esto por poner en perspectiva algunos casos  esto es una de las acciones vandalica e imbecil    les tiran los vehículos enzimas a los otros, porque no lo dejan cruzar aun poniendole el aviso de que ese conductor quiere cruzar para tomar  el lugar, para donde  va  un poniéndole  las luces amarillas para desviarse de una vía a otra y no lo dejan, avanzar  incluso les tiran los coches  encima, digo ya en estos casos no es culpa de las autoridades sino que no hay  indisciplina, la falta de educación ciudadana  en tránsito, bueno ante este drama cobarde y cruel  qué es lo que está ocurriendo uno diera después de la pandemia,la gente andan como locos en las calles, quizás  nadie piden excusas lo que si  todo el mundo tiene la mente de matar no se respeta a la ciudadanía  que Dios tenga piedad,  paz y suerte,de quienes tienen su  mente perdida en la oscuridad, pero es mejor caminar en armonia, en paz espiritual en sociego aunque  en su mente este muy  trastornada por los problemas que les agobian  su pensamiento, no es obvio con eso nada vas a cambia su rumbo, solamente  discutir sin tener la razon  con otra persona que  quizas nada tenga  que ver por el sufrimiento de los demas,recuerden  que  todo tiene una solucion en la vida, meno la arrogancia, la prepotencia pensando que es superior a los otros, y eso es parte que cosas que esta pasando en el transito, salga en su vehiculo con amor a las calles, nadie es culpable de su sufrir, salga con  amor  las calles de esta capital y demás poblaciones bien transitada,  porque ahora esa es la moda para refujiarse de muchas cosas la bendita   pandemia, que a dejado, aunque todavia no  como anterior pero carajo eso es hipogrecia.

La consciencia de la ciudadanía sobretodo de  quienes van al frente de un  volante porque, pues no hay educación vial, lo que se nota es un salvajismo, podría decirse que un 30 % personas manejando ni tienen licencia y si la tienen son comprada debido a tráfico de influencia y dinero que pagan para obtenerla  otras son falsa, antes esta situación, se los legisladores rehicieron  el actual  proyecto de Ley, aunque tiene ya muchos años reemplazaron el anterior q supuestamente iba a reorganizar el tránsito cada vez más, pero sobretodo ahora en esta época, pero  no ha sido por la iniciativa legislativa sino por quienes tienen la obligación de Ley, para organizar la circulación del transporte,  hacerla cumplir, sea como sea, pero debido a la carencia de autoridad, porque si en los Gobiernos anteriores, quienes pusieron manos dura, ahora la cosas en este tránsito se  han empeorado de quienes están  al frente de tránsito terrestre.

Los anteriores iban  solamente a cobrar los 25  ahora es peor, porque no están  tratando de verdaderamente modernizar, y como se comprometieron de cambiar las cosas en este  desconcierto del  tránsito nada, nada y nada, entonces quien nos defenderán, continuar con este caos, dicen que van hacer y han comenzado unos días y luego nada ya llevan dos años diciendo lo mismo que anterior y esta desgracia va mal en peor. 

Anterior en que estaba la caducada pieza legislativa por la cantidad de años que tenía su funcionamiento como ley y los tiempo habían cambiado ya no cumplía su existencia pero entonces ahora aunque esta tiene muchos años también han cambiado las circunstancias, las reglas, lo que si vamos mal en peor, en este momento las autoridades que este Gobierno nombró con el fin de que se buscará nuevas iniciativas a dos años al frente de esos organismos no han hecho nada, por sacar del abismo esta horripilante desorganización en el tránsito, ahora mismo todo el mundo hace lo que les da la gana, viola, solamente que van hacer y nada, los Policía del Tránsito, este respeto se ha llegado a ver particulares en las vías como circulación haciendo señales estos es graves violan cada vez más los bendito tapones  y no hay quien lo enfrente toda esta grosería es peor, porque ahora hay más vehículo que gente en el medio.  

CON EL PROPÓSITO DE DARLE MÁS FUERZA A  ESTE  BREVE COMENTARIO TOMAREMOS PARTE DE UN TRABAJO SOBRE LA  CRISIS DEL TRÁNSITO PUBLICADO  HOY EN EL  LISTÍN DIARIO.

 Y dice así, se continúa los bendito choferes  yéndose en  la luz roja de un semáforo, conducir en exceso de velocidad, ignorar la señal de pare o no estacione y transitar en vía contraria, son algunas de las infracciones más comunes en las vías públicas del país, según el tarifario de multas de las entidades gubernamentales de fiscalización y control del tránsito.

Sin embargo, estas no son las únicas contempladas en la Ley 241-67, 214-01, 143-01, la 63-17, y las regulaciones del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

Girando en la esquina de las menos conocidas, pero igual de comunes se encuentran por ejemplo la transgresión a los artículos 130, 157 y 158 de la 241-67 que sanciona el tirar desperdicios en la vía pública, no tener parabrisas y la ausencia de espejo retrovisor, respectivamente.

Esas infracciones son multadas con 1,000 pesos cada una, al igual que las aplicadas por conducir un vehículo con exceso de pasajeros, transportar más de dos personas en el asiento delantero, tener cristales tintados y no detener la marcha cuando un vehículo escolar está montando o desmontando usuarios.

La ley contempla, incluso, la tenencia de equipos de emergencia que van desde banderas rojas, lonas, extinguidores y hasta focos.

En el artículo 164 de la ley de tránsito y vehículos, promulgada el 28 de diciembre de 1967, se especifica que los autobuses y vehículos de transportación de carga deben estar dotados de las banderolas o, en sustitución, de triángulos de prevención.

De igual modo, ordena que los propietarios de autobuses deban estar provisto de por lo menos un extinguidor de incendios, asimismo, todos los vehículos de motor con excepción de las motocicletas, motonetas y vehículos similares deben contar con un foco de pilas.

A los camiones y otras unidades de carga también se les prohíbe transportar personas y de hacerlo serían sancionados con 1,000 pesos.

Placas

Por otro lado, la no tenencia de placas o condiciones cuestionables en su estado, podría implicar un gasto en multas de hasta 10,000 pesos. En el tarifario de la Digesett la suma máxima por no poseerla, aditamentos o vencimiento de la placa es de 1,000 pesos, sin embargo, en el del Intrant, las mismas infracciones suponen una imposición de 10,000.

El costo de las multas en el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre ascendió a esa cifra tras la actualización de 2019 que elevó la cuota 4,883 pesos más.

A estos delitos de tránsito se suman otros que son bien conocidos pero que su recurrencia y sanción están condicionados por períodos específicos.

El marbete

 Renovación del marbete que se debe realizar anualmente y que, a pesar de ser una constante, genera traumas en la población y no hacerlo a tiempo conlleva multas y multas.

El marbete es una etiqueta adhesiva, con una secuencia numérica, utilizada como control y evidencia del pago del impuesto y certificación de inspección técnica vehicular.

Cuando se cumplen los plazos para renovar, las infracciones por no portarlo suelen salir a relucir.

Otras infracciones de tránsito señaladas como comunes en el portal digital de la Digesett son conducir en calles alumbradas con luces altas o por el contrario con ellas apagadas, no llevar luz roja en parte posterior, no tener direccionales, transitar en vehículo con guías a la derecha, producir ruidos innecesarios y carecer de silenciador en el tubo de escape.  Además, transportar carga que sobresalga más de lo autorizado en la parte delantera; conducir sin portar licencia o vencida; así como desplazarse con un permiso de conducir de categoría inferior.

Se agrega la infracción de portar información falsa; dar reversa obstruyendo el tránsito; no ceder el paso a vehículos de emergencia; realizar un giro prohibido o dar vuelta en “U”, obstruir el paso peatonal, tomar o desmontar pasajeros en zonas prohibidas, estacionarse en paradas de guaguas, obstruir el tránsito, violar señales de tránsito y estacionarse en lugares prohibidos.  La DGII les da tiempo para que saquen las placas, esa Institución gastar muchos dinero en publicidad llamando a los choferes y demás para que se pongan al día y nada, hacen pero si, realmente se iniciara cumplir la Ley no estuviese eso pasando, los agentes del tránsito duran dos o tres días, poniendo muchas veces multa injusta, y luego se cansan y no continúan pero para cobrar los 25 no se cansan verdad, es otro de la situación que está sucediendo aquí, donde están las autoridades superiores , donde están.

Lugares prohibidos

Respecto a las zonas donde no está permitido parquear vehículos, destacan las aceras, cruce de calles o carreteras, sobre paso de peatones o en lugares concebidos de forma exclusiva para estos, paralelo o al lado opuesto de una obstrucción o excavación, en puentes, túneles, pasos a desnivel, cuestas y curvas.

Tampoco se debe estacionar a menos de 10 metros de una señal de tránsito (pare, ceda el paso, curva o semáforo), a cinco metros de un hidrante o pompa de agua, o una esquina; una distancia menor a 20 metros de una parada de transporte público de pasajeros o en el origen contrario a la circulación de la vía.

De 1,000 hasta 10,000 pesos hay que pagar por infringir las leyes de tránsito en el país.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here