Uno de cada cuatro niños de América Latina y el Caribe no ha recibido vacunas contra enfermedades peligrosas

0
81

DIARIO PAÍSRD, SANTO DOMINGO.- En solo cinco años, la pauta completa de vacunación de difteria, el tétanos y la tosferina (DTP3) en América Latina y el Caribe ha descendido del 90 por ciento en 2015 al 76 por ciento en 2020, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Esto significa que uno de cada cuatro niños y niñas en la región no ha recibido el esquema completo de vacunación de rutina que le protegería de múltiples enfermedades.

La disminución de las coberturas de vacunación ya había iniciado antes de la aparición de la covid; sin embargo, la suspensión o programación irregular de muchos servicios básicos de salud durante de la pandemia y el miedo de las personas a contagiarse del coronavirus durante visitas a centros de salud está dejando a muchos niños sin vacunas.

Rosa Elcarte, representante de Unicef en RD.

“El descenso de las tasas de vacunación en la región es alarmante y deja a millones de niños, niñas y adolescentes expuestos a enfermedades graves, o incluso la muerte, cuando podría evitarse”, dijo Jean Gough, directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe.

“La solución a este panorama es sencilla, y está comprobado que funciona: fortalecer los programas de vacunación”, agregó.

La caída de la cobertura en 14 puntos porcentuales afecta a casi 2.5 millones de infantes que no han recibido el esquema de vacunación completa de DTP. De ellos, 1.5 millones no han recibido ni siquiera la primera dosis de esa vacuna.

Al igual que en otros países de la región, en República Dominicana hubo un descenso de las coberturas de vacunación en el pasado año 2021 respecto a las cifras de 2019. Para 2021 se observa una recuperación de las tasas de vacunación, aunque todavía no se ha podido lograr las cifras de 2019 ni tampoco la meta de 95%.

Rosa Elcarte, representante de Unicef en el país, aconsejó a todos los padres, madres y cuidadores de la niñez a que acudan a los puestos de vacunación en los cuales pueden encontrar vacunas de alta calidad y gratuita para toda la población. Las vacunas son esenciales para prevenir muchas enfermedades que podrían causar la muerte en la infancia.

Retroceso peligroso

Mientras más niños no tengan acceso a las vacunas, más oportunidades hay para que enfermedades como el sarampión se extiendan. Ya han ocurrido brotes epidemiológicos que pueden prevenirse con vacunas. Por ejemplo, mientras en 2013 se registraron solo 5 personas con difteria en toda la región, en 2018 se registraron casi 900 casos, según datos de la OPS. El sarampión es un caso de mayor preocupación, pues es causada por un virus altamente contagioso: en 2013 hubo casi 500 casos; pero en 2019, más de 23 mil personas padecieron esta enfermedad.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here